BUU, BROTHERS UNIVERSALLY UNITED – EL INTER CONTRA EL RACISMO

Los casos de las últimas semanas son una oportunidad para reiterar, una vez más, nuestra posición.

MILÁN - Algunos se han salido, encontrando la solidaridad de compañeros y oponentes. Algunos lo han dicho claramente: "No puedo esperar a parar porque ya no quiero tener que ver con nada de esto". Hay quienes han hablado abiertamente, escribiendo páginas que ni siquiera los más valientes habrían pensado en escribir. Algunos han respondido en el campo, silenciando a todos con magia y goles.

Y luego estamos nosotros, el FC Internazionale Milano. Somos los Hermanos del Mundo desde 1908. Estamos nosotros que con la campaña BUU, Brothers Universally United - Hermanos universalmente unidos, hemos tomado una posición clara y firme, contra todas las formas de racismo, contra toda discriminación.

Porque desafortunadamente la llama del racismo a veces vuelve a encenderse. En estadios y recintos deportivos, en las tribunas y en el campo. Ha ocurrido más de una vez en estos días, en varios campos, en Europa y otros lugares, durante los partidos de fútbol y baloncesto. Russell Westbrook, estrella del Oklahoma City Thunders, fue insultado el mes pasado mientras enfrentaba al Utah Jazz. Y fue entonces cuando Kyle Korver, quien juega para el mismo Jazz, ha hablado de cómo en el baloncesto, pero no solo ahí, el muro debe caer inevitablemente. Y el impulso debe venir de todos.

También sucedió en los campos de fútbol: en la Ligue1, Prince Gouano solicitó y consiguió la interrupción de un partido. Danny Rose, del Tottenham, ha manifestado su malestar por los continuos aullidos que están reservados para él y sus compañeros. Fue, entre otros, Raheem Sterling (Manchester City) quien puso un punto firme sobre la cuestión: "No existen buenas excusas para ser racista". También hubo cantos en bares ingleses, que fueron condenados de forma unánime por el Liverpool y el Chelsea. Después de ser sometido a una semana de insultos vulgares, Mohamed Salah respondió con un gol. La mejor respuesta posible. La FIFA también intervino cuando el presidente Gianni Infantino se pronunció contra tales abusos: "El racismo no tiene cabida en el fútbol". Esto nunca debe ser aceptado. Toda forma de discriminación debe ser erradicada".

El Inter están en primera línea. Es un compromiso que siempre hemos tenido. Define nuestra historia, está en nuestra naturaleza. Hemos transformado los abucheos en BUU, Brothers Universally United. Como dijo nuestro presidente Steven Zhang: "Nuestros fanáticos son especiales y merecen un fútbol que sea positivo e inclusivo". Llenamos San Siro con 10 000 niños para enviar un fuerte mensaje. Esto es lo que somos. Estamos contra el racismo, estamos contra la discriminación.

No lo decimos, lo escribimos: ¡BUU! Escríbelo, no lo digas.


Versi Bahasa Indonesia  Versione Italiana  English Version  中文版  日本語版 

Load More