SALÓN DE LA FAMA DEL INTER: GIUSSEPPE MEAZZA

Luego de la elección de Ronaldo en 2018, es momento del máximo anotador de la historia de la nerazzurra

MILAN - Giusseppe Meazza ha sido elegido para el Salón de la Fama del Inter. Luego de que las primeras 4 leyendas nerazzurras, Walter Zenga, Javier Zanetti, Lothar Matthäus y Ronaldo se unieran al Salón de la Fama del Inter en 2018, es el turno de Meazza de unirse junto a Francesco Toldo, Giacinto Facchetti y Dejan Stankovic. A continuación una crónica sobre la carrera de Giusseppe Meazza, quien falleció en 1979. 

Al verlo en los vestidores, sus compañeros se mostraron sorprendidos y un poco enfadados: "¿Vamos a dejar jugar a niños de Balilla?", era el año 1927 y estaban a punto de reconocer la buena intuición de Arpad Weisz. Todavía no sabían que este joven de 17 años pasaría a ser uno de los jugadores más grandes en la historia del Inter y del fútbol italiano. 

En la Porta Vittoria de Milán lo llamaban Peppin. Para los demás era Giusseppe Meazza. Fue el primer ícono del fútbol, alguien al que todos idolatraban. En la cancha era imparable e imposible de anticipar, un verdadero maestro, mientras que fuera del campo, todo un ícono de la moda. Cuando ayudó a Italia a ganarle a Hungría en Budapest en 1930, regresó a Milán para encontrarse con 25.000 personas esperándole en la estación central. 

Tenía clase y sabía disparar, además de tener un olfato de gol único. "Soy un delantero centro de oficio, pero un mezzala cuando es necesario". Su control era delicado y preciso, lo cual le permitió jugar también como volante ofensivo, sin embargo, su talento natural era anotar los goles. Con cualquiera de sus dos piernas. Como suele suceder con los jugadores grandes, Meazza también tuvo su marca de fábrica para anotar goles. El "gol a invito", que conciste en evadir al portero para poner el balón sin esfuerzo alguno en la portería vacía. 

Fue un inovador y el máximo anotador en la historia del club: 284 goles en 408 apariciones para el Inter. En sus 14 temporadas con el equipo, cosechó dos Scudetos y una Copa Italia, siendo capitán del equipo durante 9 años. El hecho que el San Siro adoptara su nombre fue más que apropiado. Giusseppe Meazza es para muchos "el más grande de todos", no solo para los nerazzurros, si no para la hinchada italiana en general - habiendo ganado 2 Copas del Mundo en 1934 y 1938. 

"Quiero ser como Meazza", se escuchaba con frecuencia en las voces de los niños, que veían como Pepin driblaba, anotaba y hacía los sueños de los hinchas del Inter realidad. Sin duda alguna, Giusseppe Meazza dejó un legado para ser admirado por todos. 


日本語版  English Version  中文版  Versi Bahasa Indonesia  Versione Italiana 

Load More