Inter, corazón y Lukaku: el Inter venció 1-2 en el 9'

INTER, CORAZÓN Y LUKAKU: EL INTER VENCIÓ 1-2 EN EL 9'

Un doblete del belga invierte la ventaja inicial de Soriano: los nerazzurri ahora con 28 puntos

BOLONIA - Se suponía que iba a ser duro y fue duro. Pero dulce, muy dulce, es el esfuerzo de nuestros muchachos: el Inter gana 1-2 en Bolonia con un penal de Lukaku a 91' y sigue en cabeza en la liga, ahora con 28 puntos. Fue un partido duro, como era de esperar, en el que el Inter mezcló la astucia táctica con buenos destellos de luz. Un equipo de Antonio Conte con una media de edad muy baja, que encontró respuestas convincentes. De Bastoni a Lázaro, en su primera titularidad con los nerazzurri. El austriaco dio ideas, nuevo ritmo y produjo acciones ofensiva a un equipo que nunca durmió, se fueron treinta minutos y no cambió el resultado.  Lukaku aportó mucho a esta victoria: es un ave de presa en el 1-1. Sexta victoria en seis partidos fuera de casa, un récord europeo. Los números del delantero belga hablan por sí solos: nueve goles en once partidos de liga, un comienzo que solo Ronaldo hizo en la temporada 1997/1998.

La salida del Bologna es vehemente, organizada, proactiva. No es de extrañar, para un Inter que era consciente de que el partido en el Dall'Ara requeriría una gran energía física y mental. El equipo de Mihajlovic (Tanjga lo sustituyó) impone un ritmo elevado y una presión importante desde el principio. En el 3' Samson despierta el partido, con un gran derechazo desde fuera neutralizado por Handanovic. El Inter, sin embargo, no se queda mirando. Tiempo para tomar las medidas y, en la transición, los nerazzurri  casi alcanzan la ventaja en el 9': solo un prodigioso despeje de Skorupski negó el gol a Lautaro, tras un gran centro de Lázaro al área, en su primera titularidad con la camiseta del Inter. Los jugadores externos son cuestionados con continuidad y la producción ofensiva de los nerazzurri aumenta. Sin embargo, fueron Lukaku y Lautaro, ambos  muy activos, los que causaron confusión en la defensa roja y blanca. En el 17' el argentino intercepta un pase horrible de Skorupski, pasa al belga que patea a la izquierda, pero Bani frena el disparo. En el 30' Lukaku intentó copiar el gol al Brescia: entra por la izquierda hacia el centro y lanza con la zurda, pero esta vez el balón golpeó en el primer palo: de nuevo Skorupski estuvo muy bien. El  Inter estaba sólido, capaz de atacar en el momento justo, ágil en el ataque a los espacios y luchador. En el 34' Lautaro regatea a Skorupski y anota, pero su gol fue anulado por un fuera de juego anterior. Y no fue el único gol de los nerazzurri: en el 39' fue Lukaku quien marcó, pero otra vez fue anulado porque antes de que Lázaro centrara el balón, había salido por la línea de fondo. Dos ocasiones importantes y, a su vez, desafortunadas.

El ritmo del segundo tiempo es menor. Menos ocasiones y menos espacios. Un partido muy táctico, pero una jugada por la derecha de Soriano, adelantó sorpresivamente al Bolonia. Después de una larga acción en el borde del área, la pelota terminó en los pies de Soriano. Su disparo fue desviado por De Vrij y la estirada de Handanovic no fue suficiente para evitar el gol. Un golpe duro e inesperado, el Inter intentó reponerse con Lukaku, que tocó con Lázaro, que estuvo muy activo por la derecha. Pero los cambios fueron los que cambiaron la cara del Inter. Con la entrada de Vecino y Candreva, el Inter logró el gol del empate a falta de 15 minutos. Una acción en la derecha con Lázaro y Brozovic, centro y disparo a lo que Skorupski hizó un paradón, pero Lukaku aprovechó el rechaze para poner las tablas en el marcador.

Un gol que le dió fuerza al Inter, para ir a por la victoria. Díficil de hacerlo, ya que los locales jugaron un partido excelente. En el 80’ hubo una doble ocasión para Vecino y Lukaku, es un síntoma de un equipo que nunca se rinde y lucha por cada balón. En los minutos finales, debido a la gran intensidad del Inter, llegó el premio. Lautaro Martínez fue derribado en el área, por lo tanto, penalti. Lukaku anotó el 1-2 definitivo. El final se cerró con un gran nerviosismo y fuertes entradas por ambos lados. Pero se acabó con la victoria nerazzurra, y ahora se centrará en el partido de Champions League del próximo martes, ante  el Borussia Dortmund.

BOLOGNA-INTER 1-2
BOLOGNA (4-2-3-1): 28 Skorupski; 15 Mbaye, 23 Danilo, 13 Bani, 11 Krejci; 16 Poli (5 Medel 72'), 32 Svanberg; 7 Orsolini, 21 Soriano (31 Dzemaili 76'), 10 Sansone (9 Santander 84'); 24 Palacio.
Banquillo: 1 Da Costa, 97 Sarr, 4 Denswil, 6 Paz, 17 Skov Olsen, 25 Corbo, 26 Juwara, 29 Cangiano, 30 Schouten.
Entrenador: Miroslav Tanjga (sustituyendo a Sinisa Mihajlovic).

INTER (3-5-2): 1 Handanovic; 37 Skriniar, 6 De Vrij, 95 Bastoni; 19 Lazaro (16 Politano 84'), 5 Gagliardini (8 Vecino 72'), 77 Brozovic, 23 Barella, 34 Biraghi (87 Candreva 74'); 10 Lautaro, 9 Lukaku.
Banquillo: 27 Padelli, 46 Berni, 2 Godin, 13 Ranocchia, 12 Sensi, 20 Borja Valero, 21 Dimarco, 30 Esposito.
Entrenador: Antonio Conte

Goleadores: 59' Soriano (B), 75' y 91' de penal Lukaku (I)
Tarjetas amarillas: Brozovic (I), Danilo (B), Gagliardini (I), Skriniar (I), Bani (B), Vecino (I), Medel (B)
Tarjetas rojas: expulsión de Tanjga (B)
Tiempo añadido: 0' - 4'

Árbitro: La Penna
Asistentes: Passeri, Cecconi
Cuarto oficial: Marinelli
VAR y asistentes: Valeri, Del Giovane.


Versi Bahasa Indonesia  Versione Italiana  中文版  English Version  日本語版 

Load More