Mario Corso y el Grande Inter – El recuerdo de Guarneri: "Iluminaba, estaba un paso por delante de los demás"

MARIO CORSO Y EL GRANDE INTER – EL RECUERDO DE GUARNERI: "ILUMINABA, ESTABA UN PASO POR DELANTE DE LOS DEMÁS"

Guarneri y Burgnich, columnas del equipo de Herrera, recuerdan al excompañero de equipo.

MILÁN - Insolente. Pero también "el pie izquierdo de Dios", "Mandrake", "Matto Birago", "Mariolino". Yendo hacia atrás, entre crónicas de la época, artículos, entrevistas, leyendo a Gianni Brera y Gianni Mura, podría crearse una antología de solo apodos para Mario Corso. Gyula Mándi, comisionado técnico de Israel, acuñó el del zurdo divino: fue el 15 de octubre de 1961 e Italia ganó 2-4 en la vuelta, con un doblete al final de Corso: "Estuvimos bien, pero nos pisó el pie izquierdo de Dios".

Simplemente Mario. Difícil de enmarcarlo en un rol, imposible construir adecuadamente un castillo de palabras suficiente para contener su talento, su forma de ser distinta en el campo, su habilidad para inventar con aquella zurda bendita.

Sastri, Burgnich, Facchetti, Bedin, Guarneri, Picchi. Así iniciaba la canción infantil más famosa de la historia del fútbol. Corso la concluía, undécimo y número 11: Jair, Peirò, Mazzola, Suárez, Corso. Detrás de él tenía monumentos en lugar de defensores. El capitán Picchi y Giacinto, que siempre llevamos en nuestros corazones. Y luego Aristide Guarneri y Tarcisio Burgnich, quienes, con una voz quebrada por la emoción, nos cuentan hoy la belleza de haber sido compañeros de un futbolista tan extraordinario.

Y es Guarneri quien dibuja de una manera ejemplar la figura de Corso: "Sobre todo Mario, lo viví de primera mano. Porque probablemente no todos lo recuerden, pero Mario y yo vivimos juntos cuando jugamos en el Inter. Estábamos en Porta Romana, en la casa de una señora, viuda: dormíaos en una habitación grande con dos camas, luego comíamos en el restaurante. Hablaba poco, pero siempre soltaba un chiste juguetón y venenoso por dentro".

Insolente, dijimos. Pero no holgazanes: "No, aquello era imposible, porque durante el entrenamiento Herrera era intransigente con todos, no se podía parar. Entonces es cierto, no tenía el físico de Jair o Facchetti, pero en su camino Corso siempre estaba por delante de los demás: era gracias a su cerebro y a su zurda. Siempre se lo decía: con él la pelota llegaba a su destino con un pase en lugar de dos. En los últimos 40 metros iluminaba el juego, literalmente".

Y luego esos penales: "Teníamos personas capaces de cobrar los penales: solo piensen en Suárez, por ejemplo. Y tengan en cuenta cómo eran las pelotas que utilizabamos en ese momento, especialmente cuando estaban mojadas. Pero cuando había un balón de fútbol colocado, Mario llegaba: se acercaba astutamente al punto de penal y luego anotaba. Como contra el Liverpool".

Aquel partido sigue siendo uno de los partidos más increíbles de la historia nerazzurra: "Teníamos que ganar 3-0 y estaban los hinchas del Liverpool, que nos cantaron continuamente en Anfield 'When The Saints Go Marching In', con la modificación 'Reds'. En San Siro marcamos goles en los momentos clave: primero Peirò, luego el tiro libre de Corso, y finalmente con el disparo de Giacinto. Y lo que quedará para siempre en nuestra memoria es lo que hizo Mazzola: había llevado un disco al estadio que entregó al encargado de la radio antes del pitido inicial. Le dijo: "Si pasamos de ronda, toca esta canción". Dejamos la cancha mientras "When The Saints Go Marching In" sonaba en todo el estadio.

Mario era amigo de todos. Y Tarcisio Burgnich lo confirmó, con gran melancolía: "Él tenía sus formas, hacía bromas, pero, por ejemplo, nunca tuve peleas con él, ni siquiera una vez. Era un gran futbolista, con una técnica magnífica. A veces se perdía en el campo pero entrenaba de gran manera. Incluso hoy en día sería uno de los mejores jugadores del mundo. Y lo era en ese momento. Era el mejor".

1/13
Mario Corso y el Grande Inter – El recuerdo de Guarneri: "Iluminaba, estaba un paso por delante de los demás"
Mario Corso y el Grande Inter – El recuerdo de Guarneri: "Iluminaba, estaba un paso por delante de los demás"
Mario Corso y el Grande Inter – El recuerdo de Guarneri: "Iluminaba, estaba un paso por delante de los demás"
Mario Corso y el Grande Inter – El recuerdo de Guarneri: "Iluminaba, estaba un paso por delante de los demás"
Mario Corso y el Grande Inter – El recuerdo de Guarneri: "Iluminaba, estaba un paso por delante de los demás"
Mario Corso y el Grande Inter – El recuerdo de Guarneri: "Iluminaba, estaba un paso por delante de los demás"
Mario Corso y el Grande Inter – El recuerdo de Guarneri: "Iluminaba, estaba un paso por delante de los demás"
Mario Corso y el Grande Inter – El recuerdo de Guarneri: "Iluminaba, estaba un paso por delante de los demás"
Mario Corso y el Grande Inter – El recuerdo de Guarneri: "Iluminaba, estaba un paso por delante de los demás"
Mario Corso y el Grande Inter – El recuerdo de Guarneri: "Iluminaba, estaba un paso por delante de los demás"
Mario Corso y el Grande Inter – El recuerdo de Guarneri: "Iluminaba, estaba un paso por delante de los demás"
Mario Corso y el Grande Inter – El recuerdo de Guarneri: "Iluminaba, estaba un paso por delante de los demás"
Mario Corso y el Grande Inter – El recuerdo de Guarneri: "Iluminaba, estaba un paso por delante de los demás"


Versione Italiana  English Version  Versi Bahasa Indonesia  日本語版 

Load More