Constancia, diligencia y tenacidad para convertir el sueño en realidad: ¡bienvenido, Matteo!

CONSTANCIA, DILIGENCIA Y TENACIDAD PARA CONVERTIR EL SUEÑO EN REALIDAD: ¡BIENVENIDO, MATTEO!

El defensa nacido en 1989 vuelve a Milán, a pocos pasos del pueblo donde empezó a cultivar su pasión por el fútbol

MILÁN - La historia de Matteo Darmian es en gran medida una con la que todos los jóvenes sueñan cuando comienzan a patear una pelota en su patio trasero y luego en su escuela dominical local, donde pasan todo el día jugando al fútbol. Fue en Rescaldina, en la provincia de Milán, donde Matteo empezó a sentir una profunda conexión con el balón. Esto también fue acompañado por los principios sólidos y fundamentales que siempre ha seguido, tanto durante su carrera como en la vida. A través de su disfrute y amor por el deporte, Matteo ha aprendido los valores de honestidad, lealtad y trabajo en equipo.

Dondequiera que iba, tenía una pelota a los pies, incluso en la casa: para desesperación de su abuela, se rompieron varios jarrones. Pero una vez que estuvo en el campo con sus compañeros, Matteo siempre se desempeñó de manera ejemplar: fue dedicado, fue diligente, fue tenaz.

Tenía esta fuerza de voluntad en su interior, y esto le llevó a debutar en la Serie A desde el principio: nacido en Legnano el 2 de diciembre de 1989, salió al campo por primera vez en la máxima categoría italiana con el Milan a la edad de 17 años. Su camino lo llevó a tres clubes distintos en Italia, lo que le permitió desarrollar su talento: el Padova en la Serie B, el Palermo y luego, más significativamente, el Torino. Con la camiseta granata, Darmian demostró de qué era capaz: versatilidad, eficacia, un punto de referencia. Un verdadero jugador de alto rendimiento en la Serie A.

En 2015, Darmian se unió al club inglés Manchester United. Era hora de ganar trofeos, era hora de que él demostrara que es posible que un joven comience en su escuela dominical local y alcance las alturas de Old Trafford. Su paso por Inglaterra lo vio ganar la FA Cup, la Community Shield, la League Cup y la Europa League. Cuatro temporadas memorables e inolvidables antes de regresar a la Serie A con el Parma.

Pero eso no es todo: ese joven con esos sueños logró jugar también para su país: Darmian fue titular con Italia en el Mundial 2014 y en la Eurocopa 2016, en la que Matteo jugó bajo las órdenes de Antonio Conte. Durante su carrera, ha jugado 36 veces con la selección italiana, con la que ha anotado una vez.

Ahora, está listo para una nueva aventura. Está de regreso en Milán, a las puertas de donde creció. Vestirá la camiseta nerazzurra y aportará sus valores, experiencia y cualidades al hacerlo. ¡Bienvenido Matteo, forza Inter!


Versione Italiana  Versi Bahasa Indonesia  日本語版  English Version  中文版 

Load More