Denzel Dumfries: desde Róterdam hasta Milán, pasando por el Caribe

DENZEL DUMFRIES: DESDE RÓTERDAM HASTA MILÁN, PASANDO POR EL CARIBE

El nuevo lateral se convierte en el 11º neerlandés en jugar para el Inter

Denzel Dumfries estaba tan seguro que lo escribió en la pared de su habitación: "Algún día jugaré para la selección nacional". Denzel era un niño alegre, de esos que nunca paran de moverse, siempre con el balón en los pies. Quizás nadie prestó mucha atención al mensaje que escribió Denzel en la pared de su habitación, lo cual puede ser lógico, dado que ese es el sueño de todos los niños. Ahora bien, Denzel tenía las ideas claras; él creció cerca del fútbol, viviendo los altibajos que este deporte ofrece.

Denzel ya jugaba al fútbol amateur desde antes de los 17 para el Barendrecht, en las afueras de Róterdam, ciudad en la que nació en 1996. Y un día, su teléfono sonó: "Denzel, ¿te gustaría jugar para la selección nacional?". El hombre que estaba al otro lado del teléfono no era ni más ni menos que Giovanni Franken, que no era el seleccionador de los Países Bajos - cuya camiseta era el sueño de Denzel de toda la vida - sino de Aruba, una isla del Caribe de 180 km² . El padre de Denzel, Boris, había nacido en Aruba, que es un territorio perteneciente al Reino de los Países Bajos. El joven aceptó la propuesta sin dudarlo, pero bajo una condición: que solo jugaría en los amistosos para Aruba siempre y cuando sus posibilidades de jugar algún día para la selección nacional no se vieran afectadas.

Pocos jugadores pueden decir que sus carreras futbolísticas comenzaron gracias a un partido entre Aruba y Guam. Pero sí, ese fue el caso de Denzel, cuyo hermoso gol a larga distancia contra la isla de la Micronesia centró todas las miradas en él e impulsó su carrera hasta llegar al fútbol nacional en los Países Bajos.

Claro que esto no fue ninguna sorpresa para la madre del jugador, Marleen, la cual procedía de Surinam. La determinación y perseverancia de Denzel ya se veían desde que era aún un niño, cuando pedía volver enseguida de las vacaciones para seguir entrenando, cuando cogía su bicicleta y desaparecía para irse al campo de entrenamiento en cuanto encontraba la oportunidad.

El primer equipo profesional de Denzel fue el Sparta de Róterdam, donde debutó por primera vez en febrero de 2015. El Sparta logró ascender a la Eredivisie en la temporada siguiente, y Denzel fue nombrado "Talento del Año" de la segunda división del país. Esas largas carreras en la banda derecha caracterizaban su juego, además de sus ansias de mejorar en cada partido. 

Después, en 2017, pasó a jugar para el Heerenveen, y más tarde, recibió la llamada del PSV.

Denzel continuó su trayectoria futbolística en el PSV y allí tuvo la oportunidad de trabajar con el legendario Edgar Davids y un entrenador personal que le ayudaría a impulsar su desarrollo como jugador.

Fue en 2018 cuando finalmente recibió la esperada llamada y logró cumplir su sueño de formar parte de la selección nacional, un sueño que se cumplió un 13 de octubre de 2018. Ahí debutó para los Países Bajos en un partido contra Alemania para la Liga de Naciones. Hasta ahora, ha jugado 23 partidos para la selección y ha marcado dos goles, ambos de ellos en la Eurocopa 2020 contra Ucrania (el de la victoria) y Austria. 

Denzel ya ha jugado antes en San Siro en la Liga de Campeones 2018/19, pero como rival. Ahora vuelve como jugador del equipo, y bajo el título del 11º neerlandés en llevar los colores nerazzurri en la historia del Club. 

Su récord de 4 goles, 9 asistencias y 41 partidos para el PSV en la última temporada son una clara prueba que lo acredita para jugar para el Inter, donde jugará junto con su homólogo y paisano neerlandés Stefan de Vrij. 

Logró cumplir su sueño de jugar con la selección, tal y como predecía la pared de su habitación. Ahora, su sueño de jugar con el Inter está a punto de comenzar.

#WelcomeDenzel


Versi Bahasa Indonesia  中文版  日本語版  English Version  Versione Italiana 

Load More