Desde Sarajevo a Milán: la historia de Edin Dzeko

DESDE SARAJEVO A MILÁN: LA HISTORIA DE EDIN DZEKO

El delantero es el primer Bosnio en llevar la camiseta Nerazzurri

Lo llamaban “Klok”, que significa farola. Esto es de cuando jugaba para Zlejznicar, en Sarajevo. Todavía era un muchacho, y junto a su padre, solía coger dos buses y un tram para ir a entrenar cada día. Era alto, y siempre jugaba en medio del campo. Pero más que una farola, era como un cisne: el cisne de Sarajevo.

Edin solo quería jugar al fútbol, pero las sirenas de guerra le arrebataron tanto a él como a sus amigos la felicidad de una niñez tranquila, y todo a causa de la guerra. Claro que eso es algo que el delantero bosnio, nacido en Sarajevo un 17 de marzo de 1986, nunca logró olvidar.

Todos soñamos con algo cuando somos niños. El sueño de Edin solo era poder jugar al fútbol sin terror, sin tener que esconderse al escuchar el sonido de las sirenas de guerra. También quería que su padre sintiera orgullo por él al cumplir su sueño de ser futbolista.

Finalmente logró su objetivo, y otros más. Tras unas cuantas temporadas en el Usti Nad Labem y Teplice, dos clubes de la República Checa, pasó a formar parte del Wofsburg alemán en 2007. En la temporada 2008/2009 vivió su primera victoria de liga con el Wolfsburg, y acabó la temporada como el mayor goleador de la Bundesliga, con 26 goles.

Más tarde, Edin pasó a formar parte del Manchester City y dejó huella en la Premier League, pues marcó el gol del empate en el 92’ durante el último partido de la temporada, en el que el equipo iba perdiendo contra QPR y se jugaba su primer título de liga en 44 años. Dos años más tarde, llegaría otro éxito.

En la temporada 2016/2017 jugó para la Roma, y acabó la temporada 2016/2017 como el mayor goleador de la Serie A, con 29 goles. Además, llegó a acumular un total de 119 goles en 260 partidos en todas las competiciones que jugó con los giallorossi.

Dzeko es el mayor goleador de Bosnia de la historia, con 59 goles y 114 partidos. Ayudó a su selección a clasificarse en el mayor torneo, el Mundial de 2014.

Entre sus frases más repetidas está la de “No me gusta lo fácil” y “El fútbol nunca es suficiente para mí”. Ahora, Edin va a poner toda su pasión y capacidad al servicio del Inter y bajo el título del primer jugador bosnio en jugar para el Club. Nosotros le deseamos toda la suerte del mundo en su nueva aventura con los nerazzurri.

#WelcomeEdin 


Versi Bahasa Indonesia  Versione Italiana  English Version  日本語版 

Load More