Nueva revelación: Robin Gosens

NUEVA REVELACIÓN: ROBIN GOSENS

Toda la información sobre nuestro nuevo lateral: sus comienzos, su llegada a la selección y su lema

Robin Everadus Gosens siempre ha ido por la vida con un lema que le define, desde que era un adolescente: dar más de lo que se recibe es la única manera de mejorar.

Esto es algo que ha aprendido día tras día; un mensaje que se le metió en la cabeza una mañana. Como nunca asistió a una cantera de fútbol, Gosens jugaba a este hermoso deporte por disfrute, más que por cualquier otra cosa.

Un fin de semana, había trasnochado con sus amigos y estaba en acción el domingo a las 11:00 de la mañana en Kleve (Alemania), pero aun así se las arregló para hacer lo que mejor sabía hacer: cubrir más terreno que los demás, ser impactante en el campo y complicar la vida a los rivales, lo que se tradujo en goles, asistencias y una victoria. Esa mañana, sin embargo, había un ojeador del Vitesse que le preguntó si le apetecía hacer una prueba con el club.

Así fue como comenzó el viaje futbolístico de Gosens en 2012, a los 18 años. Desde Emmerich am Rhein, en Alemania, una ciudad a orillas del Rin a cuatro kilómetros de la frontera holandesa, hasta Arnhem, que estaba a unos 30 minutos en coche o en tren. Esto hizo que se llegara a un acuerdo en casa con su madre si Gosens quería garantizarse la posibilidad de intentar ser futbolista. Sus notas escolares no podían bajar o habría dejado de entrenar.

Nadie ha alcanzado el éxito sin trabajar duro. Gosens ha escrito recientemente sobre ese mismo concepto en su autobiografía, cuyo título se traduce del alemán como "Merece la pena soñar", en la que cuenta su historia, incluida la prueba con el Borussia Dortmund cuando fue rechazado.

Ahora, Gosens se ha convertido en el lateral izquierdo del Inter a base de trabajar muy duro y superar la negatividad de quienes decían que su técnica no era lo suficientemente buena y que no sabía controlar el balón. También se planteó el plan B, asistiendo a un curso para formar parte del cuerpo de policía.

La disciplina, una mentalidad fuerte, el trabajo duro y la dedicación han sido los pilares de Gosens, que se esfuerza al máximo cada día. A los 19 años se dio cuenta de lo que era capaz de hacer. Tras su paso por el Dordrecht, dio el salto al Heracles Almelo y, en 2017, al Atalanta. En aquel momento hubo dificultades y escepticismo, sobre todo por los retos de familiarizarse con un nuevo idioma y formar parte de una máquina bien engrasada, pero Robin volvió a arremangarse. En su primera temporada marcó dos goles, al año siguiente superó esa cifra, y en su tercera (10) y cuarta (12) campaña llegó a los dos goles, recibiendo elogios por su juego dominante por la banda y su capacidad para sembrar el terror en las defensas rivales. Sus actuaciones le valieron un puesto en el Equipo del Año 2020 y una convocatoria con la selección nacional.

La aventura de Robin en la Eurocopa 2020 será recordada por su gran actuación en el emocionante triunfo de Alemania sobre Portugal (4-2) en Múnich, cuando le anularon un gol, dio una asistencia, marcó un gol de cabeza a bocajarro y fue merecidamente nombrado hombre del partido.

Creyó y lo consiguió. Ahora es el momento de que Gosens salte al campo de San Siro con un nuevo tono de negro y azul, representando al Inter en todo su esplendor y convirtiéndose en el noveno jugador alemán que representa al club.

¡Demuéstrales lo que vales, Robin!


English Version  Versione Italiana  Versi Bahasa Indonesia  日本語版 

Load More